′No engañé a nadie′: Natela Dzalamidze sobre cambiar Rusia por Georgia | Deportes | El fútbol alemán y las principales noticias deportivas internacionales | DW

Natela Dzalamidze llegó al All England Lawn and Tennis Club el domingo más temprano de lo habitual y se tomó un tiempo para conversar con DW antes del entrenamiento.

La especialista en dobles de 29 años ha estado en el centro de atención antes de Wimbledon, no porque ella y su compañera de juego Alexsandra Krunic estén entre las favoritas, sino por la bandera nacional bajo la que jugará.

A pesar de haber nacido en la isla rusa de Sakhalin, al norte de Japón, Dzalamidze ya no representa el país de su nacimiento y el de su madre, sino Georgia, de donde es oriundo su padre.

Al hacerlo, el número 45 del mundo ha eludido la prohibición de Wimbledon a los atletas rusos y bielorrusos, impuesta tras la invasión rusa de Ucrania.

Dzalamidze, que ha tenido un pasaporte georgiano durante los últimos seis años, comenzó el proceso de cambiar oficialmente su lealtad deportiva poco después de la invasión y presentó sus documentos a la Asociación de Tenis Femenino (WTA) a finales de mayo. La WTA confirmó su cambio de estatus el 6 de junio, una semana antes de la fecha límite de inscripción para Wimbledon.

“Tomé mi decisión porque me estoy enfocando en mi carrera y me gustaría tener la oportunidad de competir en los Juegos Olímpicos”, dijo al diario británico “The Times”.

En el Campeonato Mundial de Natación que se está llevando a cabo actualmente en Budapest, las atletas rusas y bielorrusas están prohibidas debido a la invasión de Ucrania, al igual que en eventos de la mayoría de los demás deportes.

Rusos, bielorrusos excluidos solo en Wimbledon

Sin embargo, en el tenis, la ATP masculina (Asociación de Profesionales del Tenis) y las giras de la WTA ven a sus jugadores más como empresarios independientes que como representantes de los gobiernos de sus países y, por lo tanto, decidieron que los atletas en cuestión deberían poder competir bajo una bandera neutral.

Sin embargo, los cuatro Grand Slams operan independientemente de la ATP y la WTA, y se dice que el All England Club, que organiza Wimbledon, tomó su decisión de excluir a los jugadores rusos y bielorrusos en estrecha consulta con el gobierno británico.

Para disuadir a los eventos de seguir su ejemplo, la ATP y la WTA retiraron los puntos del ranking mundial que los jugadores normalmente habrían ganado en el torneo. Desde entonces, ha habido muchos rumores tras bambalinas y cada decisión, como el cambio de lealtad de Dzalamidze, es vista con recelo.

‘Seguí las reglas’

“No engañé a Wimbledon ni a los jugadores. Seguí las reglas”, dijo Dzalamidze a DW. “Recibimos correos con plazos de inscripción… También había una línea que decía que cualquier jugador que quisiera cambiar de nacionalidad tenía que hacerlo antes del 3 de junio”.

Dzalamidze dijo que después de leer esa línea, esperaba que varios otros jugadores también cambiaran de nacionalidad. Al final, sin embargo, ella era la única.

Ella dijo que originalmente esperaba debutar con su nueva nación en un torneo preparatorio, pero estos planes tuvieron que cancelarse por razones de salud.

“Sabía que se convertiría en un gran problema si comenzaba a jugar como georgiana en Wimbledon”, dijo.

Natela Dzalamidze lanza al saque

Natela Dzalamidze “sentía vergüenza de tener un pasaporte ruso”

‘Prejuicio general injusto’

La familia del padre de Dzalamidze huyó de lo que ahora es la república autónoma de Abjasia. [officially part of Georgia] en 1992, cuando la guerra estaba en su apogeo. Nació un año después, por lo que no tiene experiencia personal de la guerra, pero está horrorizada por lo que está pasando en Ucrania.

“Es imposible para mí entender el dolor y la situación allí”, dijo. “No puedo entender cómo es cuando los cohetes están volando y temes por tu vida”.

Estas son palabras fuertes para una atleta nacida en Rusia, incluso si evita el uso de la palabra “guerra”, que puede causarle problemas con la ley en Rusia.

“Entiendo a los ucranianos y su posición. Cuando comenzó, fui objeto de muchos comportamientos agresivos y mensajes incluso de personas cercanas a mí”, dijo, antes de enfatizar que ni ella ni ningún otro atleta ruso tuvo nada que ver. con la decisión de invadir Ucrania.

“No quiero poner excusas por lo que está pasando en Ucrania, pero para nosotros los atletas es injusto estar sujetos a este prejuicio general”, dijo.

“Al principio me daba vergüenza tener un pasaporte ruso, pero luego pensé: ‘Soy una buena persona, ¿por qué me siento así?’ Durante muchos años trabajé duro para lograr mis objetivos como atleta y luego, debido a que una persona decidió comenzar algo terrible, ¿se supone que debo olvidarme de mi vida y mi carrera?

Mensajes de odio de Georgia

La mayor parte de los mensajes de odio que ha recibido en las redes sociales desde que anunció su decisión de cambiar de lealtad provienen de Georgia, dijo.

“La mayoría de ellos pensaron que solo estaba tratando de aprovechar la situación de Wimbledon antes de volver a la federación rusa”. Pero eso, dijo Dzalamidze, está completamente fuera de discusión.

“Mi nombre es ruso, pero mi apellido no lo es. Soy mitad rusa”, dijo. “En Rusia, todos entienden que no soy completamente ruso cuando ven mi nombre, que proviene de Georgia”.

Este artículo fue traducido del alemán.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.